Internet, Servicios y Características.
 

Internet, servicios y características..

Material del curso Internet Educativa
Programa de Educación a Distancia e Informática Educativa
Gerencia de Innovación Educativa.
Gerencia General de Planeamiento y gestión Educativa.
CO.DI.CEN.


 

Volver

Internet Servicios y Características.

Una Aproximación Crítica

Albornoz M. R.; Garay R. 2002

 

 

Básicamente los servicios presentes en la red constituyen puntos de apoyo en torno a las cuales es posible nuclear el análisis de las características particulares de Internet como medio y como medio susceptible de ser aprovechado con intención educativa; pueden sintetizarse en torno a dos grandes eventos que, por otra parte, están en intima interconexión y efecto sostenido de mutuo incremento: la información y la comunicación.

PRIMER EVENTO: LA INFORMACIÓN

La red ofrece una gran variedad de servicios de información digitalizada de todo tipo, sistemas que permiten la conversión de nuestro ordenador en terminal de una máquina distante (Telnet), sistemas de menúes que habilitan el acceso a diferentes recursos (Gopher), sistemas de consulta a bases de datos estructuradas (Wais), sistemas de transferencia de archivos de imagen, texto, sonido software, etc. (FTP), pero merece destaque el surgimiento del sistema World Wide Web o WWW.

La Web ha significado un salto cualitativo trascendental en las formas de presentación de la información; esta nueva forma de concebir el acceso a los recursos disponibles en la red está caracterizado por su mayor amigabilidad, apertura, flexibilidad y posibilidad de interacción, especialmente desde la perspectiva del usuario corriente. Y es que a la posibilidades ya existentes, se incorpora el desarrollo de este gran entorno hipermedial que permite no sólo la navegación relativamente sencilla por la mayor parte de la información disponible en la red, sino también la incorporación, de forma igualmente sencilla, de información y servicios por parte de los usuarios.

"Es como una gigantesca enciclopedia multimedia (texto, sonido, imagen, video, animación, sesiones interactivas, búsquedas en bases de datos, etc.) formada por infinidad de servidores de información distantes físicamente pero unidos por la red. La información del Web está relacionada entre sí por una maraña de vínculos o conexiones hipertextuales, establecidas por los autores de los documentos, y que une palabras, gráficos o partes de imágenes de un documento o página con otros documentos o fragmentos de documentos del Web."

Adell, 1998

La idea es pues el de un gran mallado hipertextual de información en diferentes soportes simbólicos, donde cada máquina que ofrece servicios construye sitios que contienen diversas páginas. Cada página ofrece, a su vez, referencias hipertextuales a otros sitios, páginas o servicios, de manera que el acceso a la información se realiza de forma no lineal, yendo y viniendo por la enorme red de páginas conforme a la decisión del usuario.

Evidentemente la forma más directa de acceso a una determinada información consiste en dirigirse a la dirección (URL) que la contiene; no obstante existen en la red servicios importantes de búsqueda. A través de los llamados motores de búsqueda, se puede acceder a bases de datos que permanentemente rastrean la red y se actualizan constituyéndose en buenos mecanismos para aproximarse a la información objetivo.

SEGUNDO EVENTO LA COMUNICACIÓN

La red provee de servicios diversos de comunicación persona a persona, grupo a grupo. El correo electrónico cuyo uso se encuentra altamente generalizado entre los usuarios de Internet, potencializa la comunicación uno a uno en términos de rapidez (llega en instantes a cualquier parte del mundo), bajo costo (ya que la conexión puede realizarse sólo para el envío y en un minuto de conexión se pueden enviar muchas páginas en formato texto), es flexible pues se adapta a los tiempos de consulta o envío establecidos por el usuario, es abierto al tránsito de información de diferente tipo (gráfica, textual, sonora, software).

El correo electrónico convencional ha permitido a su vez otros sistemas de comunicación, como las listas de usuarios que permiten la distribución de mensajes entre todos los suscritos que se agrupan en torno al interés común por determinados temas. A partir de las listas se pueden organizar foros o grupos de discusión, libres o moderados por un responsable que decide que mensajes se publican y cuales no, o los grupos de noticias donde el proceso se invierte y es el usuario es quien va en busca de los mensajes que se almacenan estando disponibles a la consulta.

A estos sistemas de comunicación asincrónica, se suman los servicios como el Chat, la teleconferencia y otros afines que permiten una comunicación sincrónica, vía teclado, usando la voz o aunando la imagen y el audio en un verdadero encuentro virtual donde los participantes pueden verse y dialogar e interactuar en tiempo real.

CARACTERÍSTICAS

La particular estructura de Internet y la presencia de los servicios que brevemente hemos descripto, hacen de ella un medio cuyas características deben ser evaluadas críticamente por los docentes a la hora de plantear su uso en educación.

Sin pretender agotar el análisis de las mismas, nos remitiremos a algunos aspectos que a nuestro criterio son de necesaria consideración, ya que el reconocimiento de las innegables ventajas que nos ofrece este medio, exige desde lo educativo el análisis de sus limitaciones (en el caso de la red muchas de sus características, como la otra cara de una misma moneda, son a su vez potenciales obstáculos).

Todos los riesgos potenciales de Internet son consecuencias de sus propias características interactividad, universalidad, flexibilidad... Para Shapiro, el nuevo control de los individuos sobre la información podría ser la característica más prometedora de nuestro mundo mediático y, la más decepcionante, el aspecto más antidemocrático de la vida on line, porque la red no posee intrínsecamente un carácter democratizador y su impacto social y político va depender del uso que hagamos de ella."

M. D. Guzmán; R. I. Correa

  1. Oferta informativa multiformato: un "mundo" de información (en los dos sentidos, cantidad y diversidad)

"Pocas veces hemos tenido tanto acceso a la información y pocas veces la amenaza de perdernos en el dato, la referencia, el nombre o el acontecimiento es tan evidente. Una nueva pedagogía frente a la información que provenga de la teorización crítica se hace necesaria."

Eduardo Bueno León, México, 2002.

"Fuente documental inagotable, foro de opinión a escala planetaria sin ningún tipo de censura, desaparición de jerarquías aparentes y autonomía de su desarrollo hacen que muchas decisiones recaigan en el usuario."

J. L. Cebrián

Ni más ni menos...

La tremenda oferta de Internet como fuente de información tiene sin duda un valor indiscutible; el acceso a textos, gráficos, publicaciones científicas, investigaciones, bases de datos, imágenes, las visitas virtuales a entornos tridimensionales, etc., de cualquier área de interés, es una realidad que alcanza cada vez más a mayores sectores de población (aunque de forma desigual y muy insuficiente). Ahora bien, disponer de mayor información no significa necesariamente que estemos más informados, ni tampoco asegura que estemos bien informados; en esto más que nunca el papel crítico del usuario es clave.

Conviene no olvidar por otra parte que Internet, al igual que los otros medios de masas que que se establecen en nuestra realidad, no es neutra; está cargada de sentidos, de intenciones, poblada de mensajes y de visiones de realidad (comerciales, políticas, culturales) que se ocultan tras una aparente neutralidad.

Cantidad no es calidad

Se habla de una verdadera autopista informacional, de una gigantesca biblioteca virtual; sin embargo a diferencia de una biblioteca, los contenidos en la red no encuentran restricciones con relación a calidad, nadie está al mando, y la diversidad de la oferta recorre todas las posibilidades entre lo deseable y no deseable, entre lo conveniente y no conveniente (y esto desde cualquier perspectiva personal o cultural).

En este sentido importa recordar que cantidad no es calidad y es el sujeto quien debe estar preparado para desear, discriminar críticamente y optar por esta última. He aquí nuevamente la tarea educativa.

Diversidad y adversidad

Internet supone diversidad, compleja en su sustancia como la vida misma despliega un abanico de opciones que se adhieren, se confrontan, se oponen, se aproximan, se distancian. Pero esta característica de profunda apertura, ese carácter en cierto sentido democrático, es también heterogeneidad caótica sujeta a la toma de decisión personal o de colectivos en la que resignifica sus verdaderas potencialidades. Nuevamente aparece el tema de la formación y no la mera capacitación; el problema del "marco ético que de sentido al saber y función a los recursos".

Por otra parte en virtud de la propia cantidad y diversidad de la información disponible nos encontramos con frecuencia ante la situación de buscar la aguja en un pajar. La red es un espacio propicio tanto para la pérdida del rumbo como para hallazgos certeros: desata tanto la frustración del naufragio, como la sensación reconfortante de llegar a buen puerto.

Fayard sostiene que el problema no es el exceso de información, sino la ceguera estratégica, la incapacidad de insertarla estratégicamente. Sin duda los nuevos medios exigen que estemos preparados para reconocer claramente nuestros objetivos y desarrollar estrategias que nos permitan alcanzarlos y esto tiene que ver no solo con qué información buscamos y cómo la buscamos, sino también con la reflexión sobre su valor y su sentido en una determinada situación.

"El acceso a una biblioteca infinita no servirá de nada a quienes no saben qué buscar o como evaluarlo. Las competencias de acceso y evaluación de la información son entonces puntos básicos para comenzar a trabajar cualquier proyecto comunicacional que cruce las NTIC o la Internet. O sea que, sin importar los recursos que se utilicen, es preciso enseñar a navegar y pescar certeramente en extensos mares de la información, en un mundo que se globaliza y extiende, donde la información es segundo a segundo mercancía y herramienta privilegiada. Aprender a encontrarla, evaluarla, usarla, gerenciarla es primordial. Estas son cosas que "sabemos" desde antes de la existencia de las NT, pero quizás lo hemos dejado de tener presente."

Lic. Jorge Arabito

Iinformación y conocimiento

Finalmente una última apreciación en torno al análisis de esta oferta de un "mundo" de información que nos hace Internet, algo que se reitera permanentemente por parte de muchos estudiosos que la abordan desde lo educativo: información no es conocimiento aún cuando se constituye en su materia prima, aún cuando la riqueza resultante de la integración de diferentes códigos suponga una verdadera revolución mediática; sin embargo, existe la tendencia a asignarle la misma carga semántica.

Cabero (2000) señala la necesidad de no confundir o integrar a la ligera ambos conceptos ya que el conocimiento

"(...) requiere de la reflexión, estructuración y valoración personal respecto al primero. El simple hecho de disponer de grandes bases de información, por sí solo no significa la generación o adquisición de conocimiento significativo, es necesario además su incorporación dentro de una acción perfectiva, su estructuración y organización, y la participación activa y constructiva del sujeto."

En esta dirección nos interesa señalar por lo menos dos puntos de reflexión. El primero se refiere a que el término conocimiento, que encierra amplitud y complejidad, se usa más en nuestras sociedades tecnológicas fuertemente equiparado a información, diseminando un sentido de conocimiento reduccionista fuertemente ligado a lo pragmático, a la cualificación, a las habilidades de hacer y de operar especialmente en entornos técnicos y tecnológicos. Robert Kurz plantea que este tipo de conocimiento tan celebrado en nuestras sociedades, corresponde en realidad a su acepción más trivial; en tal sentido, plantea:

"En rigor, el concepto de información no coincide de ningún modo con una comprensión bien elaborada del conocimiento. El significado de "información" es tomado en un sentido mucho más amplio y se refiere también a procedimientos mecánicos. […]

"Claro que también se trata de conocimiento, pero de un tipo muy trivial. Es la especie de conocimiento con el que crecen los adolescentes de hoy. En esas condiciones, el conocimiento reflexivo intelectual es tenido como infructuoso, como una especie de tontería filosófica de la cual ya no tenemos necesidad. Sea como fuere, se tiene que convivir con eso de manera pragmática. El primero y único mandamiento del conocimiento reducido dice: éste debe ser inmediatamente aplicable al sistema de señales dominante. Lo que está en discusión es el "marketing de la información" sobre "mercados de información". El pensamiento intelectual debe encogerse hasta la condición de "informaciones".

El segundo punto de reflexión, se centra en la complejidad y extensión de los procesos implicados en el conocimiento que lo distancian de la mera información; en esta dirección nos parece útil, para sintetizar, el planteo que realiza J. M. Sancho al analizar diferentes posiciones en torno a la informática y la educación, refiriéndose a las posiciones fuertemente adheridas a las bondades de estos nuevos medios, que cataloga como ilusionismo tecnológico:

"Pero, el problema de la educación no suele ser la falta de información. Suele ser la conjunción de todos los problemas que no resuelve la "autopista", más el tema añadido de que el conocimiento es información más contraste, contextulización y sentido. La cuestión fundamental es que los sistemas informáticos pueden manejar símbolos a la perfección, pero el aprendizaje consiste en adjudicar significados."

2) Estructura de hipertexto multimedial: accesibilidad y complejidad

Como hemos visto el sistema WWW consolidó el desarrollo de Internet como un ambiente de trabajo que conjuga por las posibilidades comunicativas de múltiples medios (multimedial), con la estructura particular de los hipertextos, esto es la disposición de la información en forma de un entramado hipermedial de alcance planetario.

Esta estructura, nos permite movernos interrelacionando información de distinta naturaleza, saltando de idea en idea, de concepto en concepto, por el entramado de representaciones, tomando decisiones al hacer un clic en tal o cual hipervínculo en las que están implicados nuestros conocimientos previos, nuestras experiencias personales y culturales, nuestra intuición, nuestra lógica de resolución, nuestra curiosidad intelectual. Esto ha supuesto que la mente humana despegada de la linealidad pueda volar por los signos al ritmo de sus asociaciones, inventando y recreando senderos y destinos.

"No debemos olvidar, no obstante, que esta libre navegación aparece siempre limitada por los diversos escollos que en definitiva acaba presentado siempre el medio: navegamos por aquellos sitios por los cuales el diseñador del programa nos permite navegar. Cuanto mayor es la estructura de interconexiones del medio, mayor es nuestra libertad para tomar decisiones y por tanto mayor grado de interactividad. Pero no hemos de olvidar que en tal caso aumenta igualmente el nivel de complejidad de la malla informativa; si la red de conexiones es muy compleja asumimos el riesgo de perdernos en la navegación. Tal es el peligro, por ejemplo, que corren los navegantes no expertos de Internet, red de comunicaciones que alcanza dimensiones tales que hemos de convertirnos en auténticos lobos de mar para saber con exactitud cuál es nuestro destino y cuál la mejor ruta."

María Paz Prendes Espinosa

3) Interactividad, horizontalidad y simetría

Muchos autores remarcan la distancia de la naturaleza de la Red con relación a la de los otros medios de comunicación e información, en el sentido de que ésta invierte el modelo clásico donde la comunicación sigue una dirección clara e intencional del emisor hacia el receptor que se vincula directamente con su función. En Internet, la información no sigue esa dirección donde predomina jerárquicamente el emisor con un claro papel activo (en el grado y tipo de influencia) en tanto que el receptor, según sea el medio, adopta un papel que se desplaza entre un grado de menor o mayor pasividad.

En realidad, en Internet los usuarios interactúan entre si y con la información, con el medio y desde el medio, desplegando papeles activos y de jerarquía similar, de hecho la relación de verticalidad que se puede percibir claramente por ejemplo en el caso de la televisión se invierte propiciando en este sentido la horizontalidad.

Es cierto que en la red las relaciones ofrecen simetría y también lo es que las intermediaciones tienden a desaparecer; la infinidad de posibilidades está ahí esperando que decidamos qué, cuando y cómo. Proporciona en muchos sentidos la sensación de estar al mando, de hecho lo estamos, pero asimismo es cierto que para estarlo es necesario tener claro no sólo el por qué y para qué, sino además la conciencia de los límites subyacentes que acechan nuestra autonomía

"Seducidos por la percepción de libertad sin trabas en nuestras vidas conectadas seremos incapaces de ver las formas en que las grandes instituciones mantienen su influencia y restringen nuestra capacidad de elección. Nos dedicaremos ingenuamente a hacer clic en nuestros universos "on line", en la creencia de que nuestro destino nos pertenece, cuando en realidad, las ofertas puestas a nuestra disposición se basarán fundamentalmente en criterios de rentabilidad..." (Shapiro, A, 1998: "Es democracia la Red" en www.elpais.es/p/d/temas/wm/pag18.htm).

M. D. Guzman y R. I. Correa

4) Comunicación multidireccional

Internet ha supuesto amplificación de las posibilidades comunicativas y ampliación de espacios e integración de diferentes códigos para la comunicación mediada. Como hemos visto, significa mayor horizontalidad y simetría en la interacción entre personas y, especialmente, ha ampliado las modalidades de comunicación y las direcciones del flujo comunicativo: esto es, la posibilidad de comunicación no sólo persona a persona, sino persona grupo, grupo a grupo en entornos restringidos o abiertos utilizando diferentes códigos e integrándolos en nuestros mensajes.

No obstante estas posibilidades que se abren, tienen también su potencial contrapartida a la hora de reflexionar sobre sus alcances.

"No debemos de olvidarnos que las redes virtuales de comunicación por encima de ser conexiones instrumentales, son conexiones humanas que unen a personas con personas o inteligencias elaboradas por personas con personas. "El valor real de una red tiene menos que ver con la información que con la comunidad" (Negroponte, 1995, 32). Hecho que nos debe llevar siempre a tener presente, aspectos relacionados con los valores, la ética y la diferenciación que la misma puede introducir entre los ciudadanos. En consecuencia que su introducción nos planteará nuevos problemas, no sólo en terreno tecnológico y metodológico, sino también jurídico, organizativo y ético. La respuesta a la pregunta, ¿qué es mejor?, no puede ser contestada exclusivamente en términos de eficacia."

Cabero 2002.

La comunicación en este nuevo ámbito también presenta, observada desde una mirada atenta, ciertos indicios de riesgos al producirse justamente en ese espacio electrónico de extensión del mundo físico, la participación de muchos sujetos que invierten en él tiempo y dedicación que escatiman cada vez más al mundo social real. Con frecuencia se advierte sobre la progresiva instalación de actitudes que llevan a los usuarios, en virtud de sentirse más cómodos y posiblemente más libres por el anonimato que admiten sus interacciones virtuales, a abandonar en cierta forma el espacio del mundo real como ámbito necesario de la manifestación de sus opiniones, de incidencia, de construcción compartida de cultura y de acción transformadora. Esto tiene que ver, sin duda, con los riesgos de evasión de responsabilidades propias de la coparticipación constructiva de la realidad desde el seno del grupo que conforma nuestro ámbito real de desempeño próximo y desde el que nos implica como integrantes del colectivo humano.

El justo equilibrio entre estas nuevas modalidades comunicativas y las imprescindibles al hombre y a la sociedad, que contiene presencia, contacto, interacción y acción compartida, es sin duda un desafío ya instalado en la sociedad actual y lo será seguramente aún más en el futuro. Esto nos remite a otro riesgo, el de que fascinados por las posibilidades que nos ofrece el medio no discriminemos cuándo, para qué y de qué forma, estas posibilidades pueden contribuir o no a efectivizar la comunicación.

El ámbito virtual y las distintas posibilidades que ofrece de interacción multidimensional no resultan necesariamente favorables o adecuadas a todas las formas de comunicación: depende de los objetivos de la interacción comunicativa. Según sean nuestros objetivos, mayor o menor serán las posibilidades de las diferentes ofertas que como soporte ofrece Internet, en el sentido de hacer posible la comprensión entre los participantes, el encuentro, la comunión de significados.

Es indiscutible que la presencialidad aporta al intercambio códigos expresivos de gran complejidad y riqueza que resultan insustituíbles. La ausencia de estas posibilidades aún cuando el soporte virtual las emule (video conferencia, web cams, etc), supone un elemento de enorme limitación que debe considerarse en función de los objetivos y que determina las modalidades de uso muy especialmente en el ámbito educativo.

5) Flexibilidad témporo espacial, constancia, sumisión

Indudablemente una de las características más destacadas de este medio es que su oferta desborda las limitaciones de un espacio y tiempo determinados; incluso la dimensión movimiento se reconvierte en función de los sujetos a cargo, aguarda su "disposición a", "su determinación de". La flexibilidad es pues una característica esencial. El llamado ciberespacio, el espacio en la net, se desprende de las amarras de la localización y lo remoto se torna cercano, lo mediato inmediato lo irreal en términos formales, se torna real.

Por otra parte la constancia y la sumisión que asume el medio a los intereses, necesidades e incluso a las habilidades del usuario a la hora de realizar sus búsquedas o de explorar posibilidades diversas, es incondicional, aun cuando requiera cierto grado de paciencia.

Los espacios virtuales de interacción de personas y grupos entre sí o con la información son construidos, en gran medida, por los participantes y asumen las características que aquellos determinan. Son virtuales en tanto espacios pero reales en relación a procesos de interacción que en ellos suceden.

6) Soporte multicultural – globalización e identidad

Una de las características más evidentes de internet es justamente su carácter de infrestructura propulsora de la globalización que, surgida como fenómeno económico, alcanza especialmente con apoyo en las herramientas telemáticas dimensión social y cultural. La participación en un mundo donde el contacto con las más diversas culturas actuales y el acceso a un buena parte del patrimonio cultural histórico de la humanidad, se puede producir a un golpe de clic, representa nuevas posibilidades de enriquecimiento, de intercambio y abre oportunidades insospechadas para conocer, comprender e interpretar realidades distantes y reinterpretar la propia.

Sin embargo, conviene recordar que esta característica de la Red de ser a la vez soporte y expresión de la unificación del planeta, nos remite, al sumergirnos en ella, casi con la misma fuerza a la necesidad de participar y afrontar esa transculturación global, como el retorno a la búsqueda de la identidad.

La identidad individual y colectiva se vuelve así un referente ineludible para afrontar la globalización e incluso para participar de ella aportando desde lo propio; las fuertes tendencias homogeneizantes regidas por los criterios imperantes de mercado, la fuerza hegemónica de ciertas improntas culturales que se globalizan, exige como contrapartida la capacidad crítica para reconocerlas y contrastarlas y la conciencia de nuestros rasgos propios, de la propia identidad como orientadora de nuestro papel como personas, como pueblos y como ciudadanos del mundo.

"Es necesario percatarnos que un pueblo sin identidad es un gigante miope, que es imperativo el papel de la educación hacia la construcción de una sociedad hermanada, participativa, democrática y solidaria, despertando procesos de conciencia que conduzcan al rescate de nuestra verdadera identidad y no de aquella que se recicla en función de intereses globales; usar como dice Galeano la historia que mira hacia delante pues la capacidad de determinar nuestro propio destino depende de nuestra identidad. La educación es una oportunidad de integrarse a la gran tarea de crear un nuevo mundo hermanado y responsable de su destino."

L. Benavidez